Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

La crónica de Manuel Barrial
21/09/2015

La crónica de Manuel Barrial

Era un partido con tres puntos en juego muy importantes. El arranque liguero no ha sido evidentemente lo que se esperaba y tras el enfrentamiento en Liga de Campeones el pasado martes y el buen juego mostrado las sensaciones eran esperanzadoras, a priori. El equipo parecía haber encontrado la senda del triunfo.

Pero nada más lejos de la realidad. El Celta, lejos de amedrentarse por el ambiente caldeado tanto en la grada como en el mercurio, se plantó desde el pitido inicial con una intensidad y una colocación sobre el césped del R.S.P que desarboló a nuestro equipo y mostró sus carencias tanto en los laterales (siguen las bajas por lesiones) como en el centro del campo. La lesión de Trémoulinas hizo que Emery tuviera una vez más que improvisar una nueva defensa colocando a Coke por la izquierda y dando sitio a Ferreira en la derecha. En el centro un inoperante Nzonzi y desdibujado Banega hacían que Krychowiack tuviera que multiplicarse sobre todo apoyando en la defensa a tapar agujeros. Arriba Gameiro muy solo y desconectado del resto del equipo.

No tardó mucho mucho Nolito en batir por bajo y al primer palo a un indefenso Sergio Rico tras jugada personal por la banda derecha del ataque celtiña. Gol que no cogió por sorpresa habida cuenta del dominio que estaba haciendo el club vigués del partido.

El Sevilla, incapaz de reponerse y tras ver como era Vitolo sustituido por Kron Deli, volvió a encajar el segundo poco después de rechace a placer en tiro a media distancia. 0-2. Y el miedo en la grada hacía presagiar lo peor.El equipo llegó al descanso tras una oportunidad de Reyes al contragolpe que el portero gallego logró rechazar.

Tras la reanudación , Banega se quedó en el banquillo para que saliera Llorente quien lograría acortar distancia en el marcador en el minuto 53 con un gol de cabeza tras pase de Mariano al segundo palo. El equipo salió con mucho más impetu y corazón que en la primera parte y rozó en varias ocasiones el empate sobre todo tras tiro al larguero de Kron Deli desde la banda derecha. Pero poco a poco se fue difuminando sobre todo por el calor, calor que no supo aprovechar el técnico vasco para parar el partido en la primera parte cuando peor estaba el equipo con la excusa de beber agua, aprovechando de esta forma el tiempo muerto legal y haber recompuesto algo el desdibujado planteamiento inicial.

En definitiva, una pésima primera parte. de las peores que le he visto a este equipo en mucho tiempo, lastraron a nuestro SFC a una derrota que nos deja muy tocados y sobre todo hundidos en la clasificación con 2 puntos de 12 posibles. Espero que Émery sea capaz de reconducir pronto esta situación porque de lo contrario podemos dar por perdida la temporada en cuanto a objetivos europeos se refiere.
VIVA EL SFC¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver