Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

La crónica de Luis Rejano.
11/11/2015

La crónica de Luis Rejano.

El fútbol esta lleno de tópicos y uno de los más ciertos y aplicables este año al Sevilla es aquel de que ES CUESTIÓN DE QUÉ LA PELOTITA ENTRE, y creo que frente al Madrid se pudo comprobar. Incluso en el fútbol como en la vida no hay verdades absolutas y existen muchos sistemas de juego, muchas opiniones, puntos de vista y debates, grandes debates. Y no olvidemos la suerte pues el penalti o la gran oportunidad de Vitolo en Levante o un arbitraje más justo en Eibar, nos supondría 4 puntos más y todo lo anterior se relativiza.
Pero lo que más me gusta del fútbol es la inmensa alegría y felicidad que te invade cuando se gana, más cuando se hace remontando, más cuando eran pocas las expectativas y más cuando se el gana al Real Madrid, un grande de Europa, el cual aun no había perdido esta temporada. Y de lo que más satisfacción me causó es verlo bajar los brazos como los bajó a 15 minutos del final, digamos que reconociendo nuestro gran partido.
La cuestión es que hechas todas estas reflexiones, tal como yo lo veo es que se juega mejor con dos medios defensivos, al contragolpe (que ha sido el sistema que más éxito entiendo nos ha dado), cuando lo hacen los jugadores más en forma (pienso en Mariano Ferreira), cuando se acierta con los cambios y sobre todo cuando se pone actitud. El famoso "échale huevo".
En definitiva, gran partido de nuestro Sevilla, gran alegrón y como ha dicho el entrenador, con el que he estado de acuerdo totalmente, la necesidad nos ha unido. Y pienso en extender esta frase a la Champions. En la que nos es necesario más que nunca la victoria y un gran juego. Jugar fuera nos puede incluso beneficiar.
Concentración, implicación, ambición, buen ambiente, Nervión a tope, gestión de la plantilla y un líder (entrenador) que vuelva a mimar a su familia y a defender su Santuario es la senda.
Saber que somos capaces de muy buenas actuaciones como contra el Barcelona y esta última nos tiene que hacer seguir creciendo esta temporada y creer en poder aspirar a todo, porque somos el Sevilla, el mata gigantes, el club que como ya indique HA VENIDO HA QUEDARSE y el otro día lo volvió a demostrar. Vamos mi Sevilla, vamos campeón.
Familia rojiblanca, más alegrías por favor, que la sonrisa de todos los aficionados, merece vuestro esfuerzo. Gracias jugadores, nos hicisteis inmensamente felices.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver