Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

La crónica de Damián Iglesia.
26/01/2016

La crónica de Damián Iglesia.

PUNTO CON SABOR A VICTORIA

El Sevilla FC se plantó este domingo en el césped del Vicente Calderón sin haber logrado ni una sola victoria de visitante, siendo este estadio muy propicio para salir con otra derrota, ya que nos enfrentábamos al líder de la categoría y en un estadio que sólo han puntuado el FC Barcelona y el Real Madrid.
La alineación inicial parecía una osadía de Emery, una vez más, en un partido lejos de Nervión. Nada más lejos de la realidad. Desde el inicio el Sevilla FC le cierra todas las vías de juego al equipo del Cholo, con unos centrales en una forma espectacular, con dos medios centros abortando el juego de la medular atlética, con Llorente muy solidario en la presión, y en la retaguardia un Sergio Rico en un estado de forma excepcional, que cada día transmite más seguridad, y que se está garantizando su participación en la Eurocopa de Francia de este verano.
Con estos argumentos, el equipo va poco a poco desgastando al contrario y desesperándolo, viendo como no podía romper nuestras líneas. De esta forma, sin grandes sustos y con una ocasión por nuestra parte, se va una primera parte fea a todas luces, pero muy bien trabajada y peleada por nuestros jugadores.
Con la segunda parte y el cambio de Carrasco, empezamos a tener más problemas y empezamos a sufrir algo más por la banda derecha, fruto de este juego por banda, llega la expulsión de Vitolo, esta vez con una falta algo dudosa a Vieto.
A partir de la expulsión, el Sevilla se atrinchera atrás, abortando todos los intentos colchoneros de forma excepcional.
Nos queda la pena de que no pudimos conectar en ningún momento con Gameiro, para intentar coger a la contra a un Atlético que veía que se le escapaba el partido, y de esta forma conseguir nuestra primera victoria visitante, pero hay que tener en cuenta que este equipo solo ha encajado 8 goles en las 21 jornada que llevamos disputadas y no ha recibido ninguno en lo últimos 5 partidos.
Me queda la muy grata sensación de que nuestro equipo compitió, peleó, luchó, se sacrificó y desactivó a los hombres de Simeone. Todo esto, además, con sus mismas armas, siendo excelentes en el otro fútbol que tanto pregonan los cholistas, aunque ahora les duela.
Y una mención especial para nuestro entrenador, que esta vez sí salió airoso de un campo difícil y de los considerados grandes. Solo pedirle que esta misma intensidad, la pongan en todos los campos para seguir subiendo.

Viva el Sevilla FC y su Peña Solidaria.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver