Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

La crónica de Rafael Rodríguez
08/02/2016

La crónica de Rafael Rodríguez

En plena semana gaitera, tras el primer y exitoso asalto copero, nos tocaba enfrentarnos de nuevo al Celta. Es de esos enfrentamientos en bucle que tanto se repiten en copa del Rey, donde todos acabamos bien hartos de tanto partido frente al mismo equipo. Pero la necesidad liguera del Sevilla apremiaba, había que afianzarse en las posiciones de arriba, y sobre todo había que ganar fuera de una vez.
Cambios en el once titular, previsible, cayéndose el ariete Gameiro, entrando Llorente, y (¡ojo al dato!), apareciendo en escena nuestro curtido y querido Fede Fazio, recuperado para la causa rojiblanca, parece ser solicitado por don Unai expresamente.
El Sevilla, en esta primera parte, arranca como nos tiene acostumbrado fuera de casa, sin novedad en el frente, sin sorpresas agradablemente ofensivas. Y, paradójicamente, no es hasta que expulsan a nuestro admirado y experimentado Fede Fazio (ojo al dato), cuando el equipo, con 10, arremete de veras contra el rival. ¿Alguien entiende algo? De esta manera, se consigue un gol acabando el primer tiempo, y nos vamos al descanso con cierta sensación optimista, aunque preocupados por el hombre menos y toda la segunda parte pendiente de jugarse.
De esta manera, el segundo tiempo es un continuo ataque celeste, donde entre la suerte y Rico, mantenemos la puerta a cero, e incluso N’zonzi pega un cabezazo que envía el balón al exterior del poste. Pero el gol vigués llega, y el equipo local quiere más. Don Unai mete a Banega, Vitolo y Gameiro, pero apenas se nota el empuje atacante de estos jugadores, con lo que toca sufrir hasta el final.
Empate final que hay que dar por bueno, visto lo visto, con lo que hay que seguir esperando a que llegue el ansiado triunfo fuera de casa, y esperar que el jueves en Vigo nos proclamemos finalistas. Paciencia por tanto, paciencia más con unos que con otros, ojo al dato (hagan repasar el reglamento al joven que recién vino de la Premier: dos tarjetas amarillas es igual a expulsión) y buen ánimo de cara a lo que resta de competición
¡Viva el Sevilla FC! ¡Viva la PSNS! ¡Saludos Cordiales!

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver