Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

La crónica de Rafael Rodríguez
07/03/2016

La crónica de Rafael Rodríguez

La tarde noche de sábado se presentaba alentadora: el Villarreal perdía en El Madrigal y aunque sólo fuera por estadística, al Sevilla le tocaba ganar fuera de casa. Si a eso le añades que el Getafe no camina bien en Liga (siete derrotas consecutivas), y que nuestro equipo va hacia arriba, supongo que hasta el más pesimista se ilusionaba con la jornada.

Más allá de sorpresas y reincidencias en la alineación titular (Diogo extremo derecho y Carrico en el centro del campo, ¡qué te gustan estas cositas, don Unai!), salvo la ocasión de Vitolo tras robo de balón del ariete Gameiro a los 10 minutos, la realidad es que nuestra escuadra no tuvo nunca el control del partido, en un primer tiempo fuera de casa ya clásico para la afición de Nervión. Con una ocasión de Rami nos vamos al descanso con sensaciones archiconocidas.

No tarda don Unai en realizar cambios al inicio del segundo tiempo, entrando Krohn Dehlli por Diogo y estando el equipo plano nuevamente. A destacar una gran ocasión de Banega en un mano a mano contra el portero. Además, N’zonzi se empeñaba en ser expulsado una y otra vez, hasta que nuestro técnico diose cuenta por fin, y decide cambiarlo por Kono.

Con el juego atascado hacen falta a Vitolo cerca del área, y el maestro Banega la coloca dentro con maestría. Y todo en el minuto 80, tomen buena nota, ¿cómo se nos va a ir el partido?

Lo que sigue a continuación me está costando escribirlo aún, pero nuestro querido Presidente me ha pillado en una falta dominical matutina y eclesiástica, y me ha conminado con su férrea mirada a cumplir enteramente con mi deber de peñista. Así que, como iba diciendo, nuevo fallo defensivo (el portero va en el pack, con o sin debate), y…empate. No nos lo creíamos, nuevamente cabreo enorme y miles de preguntas en el aire. Y gracias a Dios que acaba en empate.

Respiremos tranquilos, se puede todo todavía, y ¡a preparar el partido ante el Villarreal!, porque como somos un equipo récord, ya empiezo a pensar que vamos a acabar cuartos en liga sin ganar fuera de casa. ¿Por qué no?

Viva la PSNS. Viva el Sevilla FC. Vivan los deberes dominicales matutinos.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver