Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

La crónica de Luis Macías.
26/04/2016

La crónica de Luis Macías.

¡OTRO AÑO IGUAL!

Que lejos quedan los años en los que ganar al Betis era salvar la temporada. ¡Como hemos crecido, como diría aquél!! Años en los que faltaba ambición, años en los que había un pesimismo institucional a la vez que penurias económicas.
Afortunadamente el club, nuestro club, está ya en otras cosas. Ganarle al eterno rival se ha convertido en una costumbre, y a veces, muchas veces, no solo ganamos, sino humillamos.
Se presentaban las criaturitas en el Sánchez-Pizjuán con la moral por las nubes. Se habían conjurado (con su recién estrenada TV) que esta vez sí, que ya les tocaba, que el Sevilla estaba muy cansado, que habían tirado la Liga, que había más igualdad.
Pues no corazones, esta vez tampoco. Os quedan todavía muchos pasos que dar para igualar al Campeón. ¡Aligerad porque esto resulta muy aburrido!

La tarde se presentaba muy calurosa en el templo nervionense, y bien que se notó en el ritmo del partido. Salió el Betis con la presión muy adelantada, y puso en dificultades al Sevilla en la salida de balón, pero esta presión le duró sólo 15 minutos al equipo verdiblanco. Enseguida llegaron las ocasiones rojiblancas: la tuvo Mariano en un cabezazo que se fue alto, la tuvo Kono a la salida de un corner…. El Sevilla dominaba pero sin hacer un juego exquisito.
La segunda parte fue ya de un dominio absoluto del equipo nervionense. Krychowiak y Nzonzi se imponían claramente en el centro del campo, y dejaban libertad para que Banega y Konoplyanka crearan. Después del primer gol de Gameiro, el equipo verdiblanco se derrumbó como un castillo de naipes, y se quedó sin respuesta alguna. Pudieron llegar más goles. Pero tuvo que ser Coke (que había salido segundos antes con muchísima hambre) el que lanzase un trallazo desde fuera del área que se coló por la escuadra de Adán. A partir de ahí, los béticos agacharon la cabeza, y dijeron “otro año igual”.
El equipo en las grandes ocasiones (sobre todo en casa) responde. El equipo se siente a gusto arropado por su afición. Va a tener que sacar el club un abono de “fuera de casa”, para que la afición anime al equipo y no decaiga lejos de Nervión. Lástima que este año la segunda unidad (ese llamado “fondo de armario”) no esté respondiendo como otros años, los suplentes este año no son tan fiables, y eso lo estamos notando fuera de casa.
Bueno Señores, ahora viene lo verdaderamente importante. Estamos en puerta de jugar otra final europea, además de la de la Copa del Rey, ya asegurada. Todos a una, como en las grandes ocasiones. Ya habrá tiempo para la “autocrítica”.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver