Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

Dicen que nunca se rinde...
19/11/2016

Dicen que nunca se rinde...

(Por Manuel Barrial)
Día perfecto para gritar a los cuatro vientos nuestro eterno lema , nuestra letra , nuestro emblema , eso que dicen que nunca se rinde.
Si hay algo que me gusta en Sampaoli es no renunciar nunca la victoria, el darle esas ganas de ganar todos los partidos, porque ha venido para hacernos ver que se puede salir a ganar en todos los estadios, para acabar con nuestra leyenda negra de Dr Jeckyl y Mr Hide, de equipo plano fuera de su estadio.
Hoy era un partido incómodo por doble motivo: por un lado veniamos de jornada FIFA y nos jugamos mucho (MUCHO) el próximo martes ante la siempre todopoderosa JUVENTUS. Pero Sampaoli lo quiere todo y su equipo lo sabe.

Pronto se torció el encuentro con un gol en contra en una desaplicación tempranera en defensa y cabezazo ajustado al palo que poco pudo hacer el bueno de Sergio Rico. Minuto 1 y todo al revés.
Sin embargo el equipo siguió con el guión establecido , tocando en campo contrario y controlando la pelota con porcentajes de posesión ya acostumbrados cuando nos enfrentamos a equipos menores . Pero sin mordiente arriba , con pocos desmarques y muchas llegadas pòr las bandas que acaban en nada, porque nadie remata o porque los centros no llegan. Eso desespera.
Ganso, calidad infinita, aporta poco . Tantos taconazos y pases imposibles que muchas veces no aprovechan los nuestros, como le pasó a Sarabia que se quedó solo con el portero tras genialidad mirando a la grada del paulista, cuarto y mitad de verónica desmayada, pelos de punta y angustia entre los gallegos al ver que no había fuera de juego. Alivio tras el rechace del portero Titon para los albiazules.

Pero perdonar nos volvió a salir caro cuando un extramotivado Andone, en jugada personal por la banda derecha , deja a dos jugadores atrás y bate por bajo a Rico. Jarro de agua fría y muchos, entre ellos el que escribe, daba ya el partido por perdido. Pero una vez más, el equipo de la mano del gigante y talentoso Steven, del que podría pasar por primo de Kobe Bryan y del que dejará en verano suculentos beneficios en las arcas sevillistas, lanzaba a portería ajustado al palo largo haciendo inútil la estirada del portero deportivista. Menos mal. Fin de la primera parte. Parecía que ese gol iba a darnos alas.

Sampaoli pasó en el descanso al plan b y puso al que mueve al equipo y motiva al resto , puso a Vitolo prescindiendo de un central , en este caso Carriço.
El equipo siguió dominando pero sin crear ocasiones, forzando baldíos saques de esquina que dajaban a las claras una estadística de equipo dominador. Pero en balde.
Un quiero y no puedo , un no puede ser otro partido fuera igual, un lamento entre los valientes que se hicieron 900 km, y un Depor que veía como con una defensa agresiva y ordenadita estaba ganándole a un grande del futbol español y europeo.

Pero dicen que nunca se rinde, las llegadas más por corazón que por calidad dieron fruto en el gol de empate tras rechace en area que aprovecha Vitolo en segundo palo para batir al guardameta gallego. Alegría desbordada entre los nuestros y equipo local desolado que hincaba la rodilla al borde de los 90 haciendo enmudecer de miedo a Riazor. Miedo por lo que se veía venir, miedo por los 4 de alargue, miedo por que dicen que nunca se rinden y miedo porque es el SEVILLA FC, es que sigue atacando y porque la puntilla podía llegar y llegó una vez más en el descuento , como nos gusta y como más se saborea , porque te deja una sonrisa de felicidad que te va a durar hasta el martes por la mañana cuando te levantes y pienses : HOY JUEGA EL GRANDE DE ANDALUCIA , HOY JUEGA MI SFC.

Los Villares , Jaén
19 de Noviembre de 2016.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver