Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

Un Ferrari a punto.
21/12/2016

Un Ferrari a punto.

(Por Luis Rejano)

No descubro nada si digo que el Sevilla realiza los mejores 45 minutos de toda la temporada y quizás de las últimas ligas. Una máquina perfectamente engrasada, que se gusta, que disfruta, que aplasta rivales, que juega como y a lo que quiere.

Manejando perfectamente los tiempos, sabiendo cada uno lo que hacer y eligiendo continuamente las mejores opciones. Tan sencillo como que los entrenamientos, la colocación en el campo y la intensidad táctica dan sus frutos.
Dos son los motivos básicos:
- Trabajo en equipo: entendiéndose este como presión perfecta, ocupación de los espacios, transiciones, desborde, paredes, el juego sin balón...
- Calidad: que no necesita mucha explicación. El pase a lo Curro Romero del Sr. Nasri debió de sacar los pañuelos (alguno vi) y es el perfecto ej. de la maravilla que supone la secretaria técnica del Sevilla. Como tocados por una barita mágica, los jugadores que suma al proyecto el Sr. Monchi, llegan a Sevilla y comienzan a jugar como los Ángeles, a sacar el tarro de las esencias. Perfectamente lo ejemplifica Nzonzi. Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

El partido transcurría como otros, el Málaga no venía precisamente de combinado de piedra, no le perdía la cara al partido y de hecho antes de empezar el Sevilla con la sinfonía, los de la Costa del Sol, tienen su oportunidad. El equipo de hoy en día, lleno de madurez, no se descompone en ningún momento. Comienza con las jugadas perfectas y a caer los goles. Imposible describir la belleza que cada uno, en su propio estilo, tuvieron. Pero el detalle que aporta el salto de calidad de este año, está en no cambiar en ningún momento de actitud frente al partido, totalmente sistematizado, el Sevilla sigue haciendo una gran presión cuando pierde el balón, sigue jugando como si el marcador fuera 0-0 y mimando la pelota. Ayudado en esta ocasión por la templanza que dar un marcador a favor tan claro, no es menos cierto que esta escuadra anula al rival y lo deshace, como un cazador se cobra su pieza.Incluso también es capaz de encerrarse y sufrir como tocó con el Olympic.
Resaltar también que no era nuestro equipo titular con ausencias significativas como Mariano y Escudero. A otros como el Mudo, no se echa tanto de menos. No se puede dormir ningún jugador, pues ademas todavía quedan por dar mucho más algunas promesas a las que se le han visto detalles de calidad como Ganso o Kiyo.
Detrás de cada una de estas bondades que he descrito, está el Argentino, con seriedad, trabajo, constancia y manejo perfecto de vestuario y medios, se gana ser el verdadero actual ídolo de una afición que sueña con no tener límites.
Con el gen competidor grabado a fuego (este quizás si heredado), este equipo, desde las bases que da la humildad en el trabajo y la constancia, a estas horas en las que por fin escribo esta crónica, la radio nos da la razón y en una encuesta que ha realizado "Maldini" entre sus seguidores de Twiter, el 68% de los que han participado han elegido a Sampaoli como el mejor técnico de nuestra liga 2016-17. Balón al suelo, por ahora. Esto es una carrera de fondo, pero que nos quiten lo bailado.

La segunda parte tenía que ser lo propio, cuchara entregada y de trámite. Pero en estas ocurre una de esas cosas extrañas que acompañan a los equipos que no tienen la condición de grandes, esa grandeza que da la Federación y las televisiones, pues de la otra, de la de verdad, ya sabemos todos que los Reyes del Sur son los único GRANDES. Pero a lo que íbamos, el arbitro, con una humanidad impropia de su profesión, comienza a compensar al Málaga permitiéndole un juego violento y destructivo que no era sancionado con tarjetas, como queriendo que el daño que supone un 4-0 fuera menor. Rami entra al engaño y quizás en la que menos razón llevaba, pues objetivamente tras tocar balón arrolla al jugador y comete falta, nos quedamos con uno menos en el partido, en cuadros para el siguiente y encajamos un gol que... Sin necesidad, por un error del jugador pero provocado por una actuación tendenciosa del arbitro que contamina la competición.
Se comienza a hablar de que este Sevilla puede luchar por la liga. Muy clara y de cara tiene que ponerse esta, para que nos otorguen el derecho de poderla ganar, o más bien dicho, se lo quiten a Barca y Madrid. Sres. la justicia NO es igual para todos.

Ilusión, es la palabra que más se repite. Se están haciendo las cosas muy bien, dentro y fuera de terreno de juego pues con unas cuentas muy saneadas y un estadio que está quedando pa comérselo, este equipo, apoyado por y en su afición, ha de confiar en no tener techo. Será momento pues de echar toda la carne en el asador, no permitir ninguna salida, que se han demostrado que no traen nada bueno en el progreso profesional del jugador, véase Banega, Bacca o Krichoviack (muy posiblemente los 3 un tanto arrepentidos por la decisión que tomaron, sobre todo el primero pues en el fondo por encima del dinero está jugar y ser querido) y traer unos refuerzos que apuntalen la solidez de esta ilusión que se llama SEVILLA F.C.


Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver