Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

SIN ALMA
07/05/2017

SIN ALMA

Se dice que en el último tercio de liga un equipo demuestra porque va a luchar y dentro de este periodo los últimos 5 partidos son decisorios. Pues el partido de ayer contra la Real en casa simboliza el Sevilla de esta temporada 2016/17, un equipo sin ilusión, sin garra y sin espíritu competitivo. Más allá del planteamiento, en el que el técnico creo que vuelve a desconcertar a los jugadores devolviendo el protagonismo a Nasri en detrimento del que se lo había ganado en el campo recientemente, Ganso, el equipo sale sencillamente sin ir a por el partido, con un dominio plano (ya muy visto) y sin profundidad.

El planteamiento de salida no es lo que se vendió, resolver con 2 o 3 goles cuanto antes y realizar fútbol control es lo que tiene sentido en el discurso de Sampaoli de cara a obtener una victoria, ¿porque no se hace?. Donde se quedo el primer partido de liga contra el Español?. Las ideas de a que se juega hoy por hoy son confusas y los movimientos de equipo y jugadores muy condescendiente. Lento y previsible.

Recordaba a los 45 minutos primeros de muchos partidos del año pasado y por lo tanto se te quita la venda de los ojos y te das cuenta de que quizás no hemos evolucionado. Prueba de ello es la indolencia con la que se saca de puerta, ninguno corre a ocupar los espacios ni busca descaradamente posiciones de ataque. Con ello y todo, habíamos tenido una clara fallada, lo que también nos recuerda que estamos sin delantero determinante de calidad, un Killer de esos que vendemos una y otra vez por 20 millones, y nos encontramos con un gol de uno de los jugadores más conectados y de mejor rendimiento: Sarabia, es ese buen jugador de club que siempre rinde a 7 u 8 si el equipo acompaña. El bocadillo del descanso esta igual de bueno pero sabe mejor si estas por delante en el marcador.

La intensidad también se ha perdido un poco y pese a un comienzo más esperanzador de la segunda parte algo más enchufado y revolucionado, la Real se estira y rápidamente se da cuenta de que puede hacer daño. El Sevilla últimamente suele colaborar con los contrarios y nos vuelven a endosar un gol más propio de patio de colegio. Concentración? Interés? Simplemente error, ya van muchos. Rami, muy desconectado, se empeña de forma absurda, en un nuevo regalo que Rico arregla. El equipo claramente se ha ido desinflando y ciertamente hay muchos motivos (Sergio Ramos, Biris, prensa de la capital, directiva, Monchi, Federación y arbitrajes) pero el fundamental y el verdadero es que estamos sin LÍDER en el campo. Es el primer año en muchos que no tenemos ese jugador de referencia que se cargue al equipo a la espalda: bien por juego Rakitic o Banega, bien por caracter COKE o Krychowiak. Pensarlo.

Nuestro líder este año estaba en el banquillo y por el motivo que todos sabemos se ha perdido también y eso se nota. Tenemos calidad y el equipo saca un poco de casta, enrabietado por el tonto gol y empujado por la grada, se ven los mejores minutos.Se profundiza por bandas y comienzan los desdoble y paredes prometedoras. Con 10 los contrarios, todo es más fácil. Pero esta vez el gol no llegó, las oportunidades si pero la pelota no entró y un triste empate deja un ingrato sabor de boca que te hace reflexionar sobre muchas cosas.

El modelo, al menos este año, ha dejado sin ALMA al equipo, sin corazón los objetivos se complican y la competitividad se relaja. Cierto es también que un 4to puesto es suficiente aspiración para el historico Sevilla pero no para el actual y menos como se ha desarrollado la temporada en la que nos hemos quedado sin Semifinal ninguna y nos apeó un Leicester en horas muy bajas luchando por no descender en la Premier. En definitiva es momento de reflexionar y apretar los dientes, de invertir con renovada ilusión y de exigir a estos actuales jugadores que lo den todo por la camiseta. La directiva ha de realizar un proyecto fuerte para seguir creciendo y ha de darle un poco de protagonismo a la cantera que subió con mucho esfuerzo y respecto a la que no se ha tenido ningún guiño prácticamente.

Cabeza y modelo más equilibrado, sobre todo búsqueda de nuevos líderes que nos permitan recuperar una competitividad de casta y coraje, que devuelva nuestras señas de identidad, esa que ganaba eliminatorias y finales que tanta FELICIDAD nos supusieron.

Vamos mi Sevilla, Vamos CAMPEÓN

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver