Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

CAYÓ ANFIELD.
16/09/2017

CAYÓ ANFIELD.

Campo de leyenda, equipo millonario, jugadores rabiosos y muchas ganas de revancha.
Ese fue el escenario y las condiciones que se encontró el Pentacampeón de Europa en su visita el pasado miércoles a la ciudad de Liverpool.
Escuecen aún las heridas de Basilea , y el derroche físico e intensidad con la que salieron los de Jürgen Klopp es buena muestra de ello.
También pesa, y mucho, la condición de TOP que tiene nuestro Club en Europa.
La primera mitad, tras la llegada y el oportunismo de Ben Yedder en el 0-1, fue un huracán de fútbol de los reds con desbordamientos continuos de nuestra medular y zaga.
Fútbol físico en estado puro que, polémicas arbirtrales aparte, nos puso en algunos momentos contra las cuerdas.
El penalty cometido por Pareja, marcó el punto de inflexión del encuentro y el viejo dicho de que quien perdona lo acaba pagando se volvió a cumplir.
La segunda parte fue rojiblanca, especialmente tras la entrada de Sarabia y Muriel que aportaron cosas "distintas". En el caso del colombiano , movimientos muy interesantes como el que propicio la jugada del empate del tucu Correa. Este gol trajo el nerviosismo a la grada local y sirvió para fortalecer la propia confianza de nuestro equipo (aún en construcción). Aunque fueron pocas las llegadas claras para el 2-3, ese uno contra uno final de Muriel bien pudo darnos la victoria . Hubiese sido un golpe de autoridad sin precedentes en un campo legendario.
Pero la salida a hombros del colombiano quedó para mejor ocasión.
Buen punto y buen sabor de boca, sobre todo por la última fase del encuentro en la que dio la sensación de tener la victoria amarrada si el encuentro hubiera durado 10 minutos más. Anfield cayó, silenció y finalmente ovacionó a nuestros incondicionales, cuyos cánticos enmudecieron el mítico "you,ll never walk alone".


Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver