Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

TORTURA EN MADRID
10/12/2017

TORTURA EN MADRID

Esto bien podría ser el título de una película de serie B, pero la realidad es lo que sufrimos todos los sevillistas el sábado en el Santiago Bernabeu. Se me ocurren otros calificativos: vergonzoso, patético, inadmisible…Y lo peor es que el partido que hizo el Sevilla no fue fruto de un mal día o un cúmulo de mala suerte. No. El partido que hizo el Sevilla es el mismo que lleva realizando nuestro equipo toda la temporada fuera de casa, el mismo que hizo en Valencia, Moscú, Maribor, y tantos otros. El Sevilla fuera de casa es un querer, y no poder.

Me gustaría analizar un poco, dentro de mi humildad,    el sistema de juego del equipo de Berizzo. El entrenador argentino propone en cada partido un sistema de juego basado en la posesión, en jugar en campo contrario y así, en teoría, tendremos más ocasiones de gol¿tenemos equipo para ello? Pues sí puede ser. Tenemos jugadores que saben manejar bien el balón, pero ¿Qué ocurre? Cuando tú propones un juego de ataque debes tener una buena delantera, y no sólo la delantera del Sevilla es muy vulgar, sino que carece de hombres gol en todo el equipo, además estos delanteros (ya sea Ben Yedder, ya sea Muriel) nunca están en posición de remate, siempre están descolocados, todo el equipo está tan pendiente de jugar la pelota que se olvida que tiene que pisar el área contraria; el Sevilla juega en un rondo permanente de patio de colegio, sin apenas crearle peligro al contrario.

Hay un segundo aspecto a analizar. Cuando el Sevilla pierde la pelota, carece de un sistema defensivo que permita robarla rápidamente. El equipo contrario, una vez superada la primera línea de presión, se planta con facilidad en nuestra área. Tenemos muchos jugadores de toque, pero muy pocos jugadores de garra, que ejerzan presión en el contrario, que hagan faltas tácticas. Sólo podemos considerar a Pizarro entre este tipo de jugadores, pero le falta todavía adaptación a una liga con el fuerte ritmo de la española.

En casa todavía aguantamos el tipo, gracias a la magia que hemos creado entre todos en el Sánchez‐Pizjuán. Pero fuera de casa y sobre todo, ante un equipo con puntas rápidos pues nos salen agujeros por todos lados. Berizzo (o su sustituto) es un entrenador que práctica el “buenismo”, juego bonito, pocas faltas, ruedas de prensa amables, etc… Pero carece, a mi modesto entender, del talento suficiente para llevar a cabo el tipo de juego que propone. El Sevilla hoy en día es un equipo sin garra y sin alma. Débil delante y débil detrás.

Era pesimista antes del partido, pero el partido nos salió mucho peor de lo esperado. Un Madrid muy normalito y con muchas bajas, salió al ataque y en el minuto 2 ya iba ganando. El Sevilla empezó a jugar la pelota, que es lo mejor que sabe hacer pero sin asustar lo más mínimo al contrario. Y como hemos dicho, cada vez que perdíamos la pelota en el centro del campo era una tortura. Fueron llegando los goles como churros, y manita en la primera parte. Y la vergüenza en todo el sevillismo que aspiramos a tener un equipo en la élite, y nos volvemos haciendo el ridículo.

Tomen medidas por favor. ¿Oscar Arias hace algo aparte de fichar jugadores? Un director deportivo debe estar en el día a día del equipo. Fichen en enero, pero sobre todo hagan un EQUIPO con mayúsculas.

VIVA EL SFC.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver