Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

PETARDAZO EN SAN MAMÉS... UNO MÁS
13/01/2019

PETARDAZO EN SAN MAMÉS... UNO MÁS

¿Cuántos años llevamos sin conseguir algo positivo en San Mamés, por lo menos en Liga? Esto se parece al día de la Marmota, pasan jugadores, equipos, entrenadores, y los partidos son iguales. Todos sabíamos de antemano que el Athletic iba a salir a morir, a presionar hasta la extenuación dada su situación clasificatoria, a correr como leones, pero teníamos la esperanza de que el Sevilla de este año respondiese distinto de el de los últimos años, que respondiese con personalidad, con salida de balón por bandas para romper la presión bilbaína en el centro del campo, con llegadas rápidas que sorprendiesen a los vascos, pero nada de nada, más de lo mismo.

Habría que analizar en profundidad qué nos pasa en los campos de los equipos grandes: Nou Camp, Bernabéu, Wanda, Mestalla y San Mamés; está claro que al Sevilla lo esperan como a un equipo también grande, y no se dejan sorprender como con otros equipos, pero son muchos años ya de querer y no poder. En estos campos es donde se demuestra el verdadero potencial, y está claro que nos hemos llevado otro jarro de agua fría.

El partido se jugó cómo quiso el Athletic, la intensidad desde el principio del equipo vasco era muy superior a la nuestra. Si nos creíamos que jugando igual que en la Copa íbamos a ganar hoy, es que somos muy ingenuos. Iñaki Williams fue una pesadilla continua para la defensa sevillista, era un dolor de muelas para los tres centrales. El primer gol fue un retrato del partido: enésimo balón perdido en el centro del campo, Gnagnon ve pasar a jugadores por su lado como balas, Kjaer (muy bien por alto) sufre en carrera, y lo mismo pasa con Sergi Gómez. Golazo de Williams.

A partir de ahí el Sevilla lo intenta, quiere la pelota, pero es muy previsible. Hoy se ha echado en falta, y de qué manera, al Mudo Vázquez, un jugador distinto, de otra época, con clarividencia para romper líneas defensivas.

Pablo Machín me parece un muy buen entrenador, práctico, sencillo, honesto, pero hoy que hemos perdido le voy a poner un pero: hay veces Pablo, que es necesario un cambio de sistema, o un cambio táctico, no se puede jugar igual todo el partido cuando ves que la cosa no sale. Quita a un central y saca un atacante cuando el partido va ya 2‐0.

En fin, este año con el Valencia herido, no veo otro equipo que nos pueda discutir la cuarta plaza. Pero el equipo fuera de casa debe mejorar en prestaciones, juega a verlas venir y así es muy difícil, a no ser que seas el Atlético de Madrid claro.

Para seguir con la tradición, la semana que viene en el Bernabeu nos queda otro petardazo.

Esperemos que no.

¡¡Vamos mi Sevilla!!

Luis >>>>Macías.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver