Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

TRISTEMENTE PASÓ LO ESPERADO
21/01/2019

TRISTEMENTE PASÓ LO ESPERADO

Perder contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu entra dentro de lo posible, de hecho es lo más probable que pueda ocurrir. Pero cuando lo posible y lo probable se convierten en costumbre, y ésta en certeza absoluta antes de empezar el partido es entonces cuando al menos se debería hacer una reflexión de qué es lo que ocurre y por qué. Pero no sólo es en el Bernabéu, lo mismo ocurre en; Nou Camp, Mestalla (excepción este año que casi ganamos, y recalco lo de casi....), San Mamés, y Wanda Metropolitano.

Si ante los equipos que juegan en los campos citados jugamos con mentalidad de equipo pequeño y la actitud es la de; a ver si esto acaba pronto y sin que duela..........pues poco se puede hacer. Para hacer grandes cosas, hay que tener una mentalidad y actitud muy diferente.

Contra el Madrid que jugamos el sábado, es el peor Madrid que he visto en muchos años. Por lo que da más coraje que el Sevilla hiciera el partido que hizo.

La primera parte, salvo 10 minutos que pareció que el Sevilla sí se podía meter en el partido (qué pena el disparo de Escudero tras buena jugada de Ben Yedder), fue controlada por el Madrid. Salvo la ocasión clarísima de Vinicius y buena parada de Vacklic (buen partido en general de nuestro portero pero me queda la duda de sí pudo hacer más en el gol de Casemiro), no hubo muchas más opciones dignas de mención.

La segunda parte fue otra cosa. El Madrid se encontró con un Sevilla pequeño y acobardado.

Con un centro del campo inexistente. Mudo Vázquez, Banega y Sarabia; ¿a qué jugaron?. El Mudo parece que está en un proceso de letargo y apatía que esperemos dure poco. Banega, lleva ya muchos partidos que no es el que el Sevilla necesita como el comer. Y Sarabia.......¿es serio que a día de hoy este jugador quiera renovar al alza?. Los centrales estuvieron bien (el fallo de Carrizo ya era irrelevante y no creo que se le deba rebajar nota por ello). Jesús Navas estuvo en tono con el resto del equipo: muy gris. Escudero está en muy baja forma y el Sevilla lo nota bastante, hace falta que se venga arriba ya. Ben Yedder y André Silva ante la falta de pases, bastante tuvieron con pelearse con el hipermotivado Camero Beckhamizado (como diría un ilustre compañero de nuestra Peña) y su banda.

Capítulo aparte es Don Pablo Machín. Los partidos fuera de casa son una auténtica decepción, y en muchos de ellos las decisiones del míster no han hecho más que agravar la situación. ¿De verdad la solución el sábado era la de cambiar delanteros por delanteros cuando era claro que el mediocampo no estaba para nada?, ¿siempre hay que esperar tanto para hacer cambios cuando lo evidente lo ve todo el mundo?. Mejor no comento las declaraciones que hizo en la rueda de prensa.

Pero bueno, esto es fútbol y a lo mejor el miércoles contra el Barcelona sale el Sevilla que nunca se rinde y les pasamos por encima. Ojalá ocurra y volvamos a ilusionarnos con hacer algo grande esta temporada.

Vamos a por ellos!!! Viva el Sevilla!!!!.

Javier Moreno.

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver