Colabora con nosotros, necesitamos tu ayuda...Hazte socio

EL RESUCITADOR – (CAPÍTULO ENÉSIMO)
18/02/2019

EL RESUCITADOR – (CAPÍTULO ENÉSIMO)

Nos plantamos en Villarreal con la esperanza de que no se cumpliera nuestra rutina de fuera de casa, pero, una vez más, se cumplieron los malos presagios y las malas sensaciones de tantas y tantas visitas, tanto de ésta como de otras temporadas.

En los últimos años hemos visto a nuestro equipo levantar títulos, jugar finales, machacar en el Sánchez Pizjuán, pero seguimos teniendo la asignatura pendiente de la actitud como visitante, y este año es uno de los peores.

Nada más comenzar ayer el partido, a los 10 minutos, ya sabías que el gol del Villarreal iba a llegar, y que hasta entonces, no habría ningún atisbo de que cambiara la situación. Y tal y como sospechábamos, ocurrió lo que tenía que ocurrir, un córner mal defendido, y gol en contra.

A partir de ese momento, el equipo le puso un poco más de intensidad, actitud, pero la falta de acierto en todas las líneas es preocupante. Al filo del descanso, una pase de Iborra a Bacca, que con un soberbio taconazo deja solo a Ekambi para marcar el 2-0, y partido muy cuesta arriba o imposible. En esta jugada la mala colocación de los centrocampistas de cierre, la mala decisión del central al dejar solo a Bacca y las malas coberturas son dignas de mención.

La segunda parte fue un quiero y no puedo, malos centros, tiros alejados y desviados, pases sin peligro, y por supuesto, ningún balón parado con peligro de mención, ¡¡¡otra asignatura pendiente!!!. Así hasta el final que en un robo nos hacen una contra, que nos machaca con un 3-0 sonrojante.

Tras el partido, y los anteriores, toca reflexionar en qué se está fallando, solo lo que están dentro tienen toda la información para analizar la situación, sacar las conclusiones y proponer soluciones, desde el Presidente, pasando por el Director de Fútbol y su equipo, el cuerpo técnico y a la cabeza el Entrenador, y, por supuesto, los jugadores. No es normal que en nuestras salidas, el portero no pare nada, la defensa no corte, el centro del campo no juegue y la delantera no marque. Son los mismos que hace dos meses y los mismos del Sánchez Pizjuán.

Ahora mismo el sevillismo pide cabezas, algunos la del Presidente, otros la de Caparrós, muchos la del Entrenador o la de algunos jugadores, y hay quien las pide todas. Yo no pido ninguna, solo pido nuevamente que se reflexione, se analice y que sean ellos mismos los que determinen si tiene que caer alguien, lo que sí tengo claro, que algo hay que hacer y cambiar, porque ya está bien de ser el Resucitador por enésima vez.

Por mi parte, seguiré animando al Sevilla aunque vaya perdiendo, toda la vida a su lado hasta en el infierno, allá donde vaya a jugar, nunca lo dejaré de animar…..

VAMOS SEVILLA F.C.

Damián Iglesia

Comentar esta noticia

Inicia sesión para escribir un comentario

Volver